En el día de ayer, el ministro de Salud Pública, Luis Medina Ruiz, acompañado por miembros de su gabinete, se reunió con referentes de diversas áreas del Sistema Provincial de Salud para evaluar la realidad de la provincia, teniendo en cuenta las enfermedades estacionales y epidémicas.

El responsable de la cartera sanitaria comentó que los resultados de esta reunión fueron muy positivos, ya que la provincia se encuentra en una situación estable en todos los parámetros epidemiológicos. En el caso de COVID-19, hay menos de 20 casos diarios, con una positividad de alrededor del 7 por ciento, todos leves y sin fallecidos. Con respecto a gripe y enfermedades de tipo influenza, hay un descenso de casos, sin pacientes graves; y en bronquiolitis hay 252 casos semanales y con una capacidad suficiente en internaciones y guardias. En cuanto a dengue, no hay casos desde el primero de agosto.

El funcionario dijo: “Continuamos trabajando fuerte para que estos parámetros sigan. Esta situación epidemiológica es gracias al trabajo de gran parte del equipo de salud que hace operativos de prevención y en el caso de recibir enfermos el sistema cuenta con la capacidad de internar y tratar a los pacientes”.

Además hizo hincapié en que la población complete su esquema de vacunación, ya que está disponible en cualquier centro de atención y es la forma de prevenir una enfermedad grave.

Se notificaron 78 casos nuevos de Covid-19 por diagnóstico de laboratorio. Con este dato, Tucumán acumula en total 389.618 casos. Porcentaje de positividad Ag: 6.4 por ciento. No se registraron fallecidos.

Rita Ivanovich, a cargo de Sala de Situación, explicó que en el caso de influenza observaron que hay una tendencia en descenso a nivel nacional. Con relación a dengue manifestó que no hay casos informados desde el primero de agosto, pero que sin embargo continúan con la vigilancia activa, ya que hay provincias cercanas que continúan con notificación de casos confirmados como ser Jujuy, Catamarca, Santiago del Estero, Chaco y Corrientes: “Buscamos que la comunidad nos colabore y evite los posibles criaderos de mosquitos”.

María Valeria Reynaga, del Programa de Salud en Contexto de Encierro, comentó que durante su exposición indicó cuál es la misión del programa, que es la integralidad en salud, buscar la articulación intersectorial de todos los sectores para colaborar en el mismo.

Reynaga indicó que tienen una población de 3.500 personas privadas de su libertad, casi 2.000 en comisarías y el resto en el servicio penitenciario. “Hace poco terminamos un operativo conjunto con el programa de Tuberculosis, a cargo de la doctora Collante, y con el programa de ITS, a cargo de la doctora Lucena, donde estuvimos 3 meses en los diferentes penales buscando sintomáticos respiratorios y se detectaron patologías como ITS y ahí surgió un operativo de baja visión”, concluyó.

Share.

Leave A Reply