Según informó el comisario Marcos Morante, la investigación se inicia tras la denuncia de un robo mediante amenaza con arma de fuego, ocurrido en una distribuidora de golosinas ubicada en avenida Roca al 2000 de esta ciudad, el 21 de febrero pasado.

“Teniendo en cuenta el hecho narrado; se designó el equipo investigativo que realizó las averiguaciones correspondientes, el relevamiento y análisis de imágenes obtenidas; y se logró establecer que un empleado infiel había brindado información para que pudieran ingresar autores desconocidos y cometer el ilícito; teniendo en cuenta los elementos recabados se solicitaron allanamientos”, detalló Morante.

Estas medidas se concretaron en la noche de este viernes, donde se produjo el secuestro de un teléfono celular y $450.000. En tanto, ya la mañana de este sábado, una segunda medida se ejecutó en la vivienda de un tal Nico, ubicada en el pasaje O’Higgins de la capital. Allí, los uniformados secuestraron prendas de vestir del imputado, entre otros objetos de interés para la causa. Finalmente, las novedades fueron informadas a la fiscalía interviniente para el avance de la investigación.

Share.

Leave A Reply