La Unión Tranviarios Automotor (UTA) lanzó un paro general que afecta a los sistemas de transporte urbanos del interior del país. La medida se tomó luego de que no hubiera acuerdo en una nueva audiencia paritaria entre ese gremio, que representa a choferes, y la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap), la cámara empresaria que representa a las prestadoras del interior del país.

César González, secretario general de UTA Tucumán, confirmó que el gremio en la provincia adhiere a la medida desde esta medianoche.

González reconoció el esfuerzo que realiza el gobierno provincial, pero señaló que la medida es nacional y resaltó que la única manera de que se levante el paro es que se dicte una conciliación obligatoria.

El sindicato busca replicar el acuerdo que se alcanzó con las prestadoras del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y que se cerró el pasado viernes. Allí se suscribió un incremento que deja al salario básico conformado de un trabajador en $597.000 desde enero, y en $737.000 desde febrero. A eso se suma el viático de $3.415 por día trabajado en enero, lo que acumula casi $82.000. Y en febrero, la cifra asciende a $4.215, unos $101.000 en todo el mes. Por otra parte, se acordó un pago por única vez de $390.000, de los cuales $140.000 se cobran en febrero y $250.000 en marzo.

En la audiencia, Fatap aseguró que no es posible formular propuesta de ninguna especie relativa "a la pretensión de recomposición salarial". Y advirtió que el "transporte del interior ha sido excluido como actividad económica que merezca la atención del Gobierno Nacional, lo que resulta grave e inexplicable, dado que el sector no contará con los aportes del Fondo Compensador, ni siquiera en los importes establecidos para el año 2023″.

Fatap afirmó que la Nación adeuda al sector la suma de $20.500 millones correspondientes al Fondo Compensador 2023.

El gobernador, Osvaldo Jaldo, se refirió a la situación de la provincia en relación al paro nacional anunciado por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) por cuestiones salariales y expresó que el gobierno tucumano hace importantes esfuerzos para que el servicio público de transporte de pasajeros no se detenga en Tucumán.

“Nosotros ya venimos trabajando en sostener el servicio público de transporte de pasajeros en Tucumán. No de hoy ni de ayer, desde hace tiempo. Lo hacemos porque con ese servicio son transportadas 600 mil personas por día que viajan a realizar sus diferentes tareas y trámites. Pero además, de esa actividad dependen 3.000 familias, 3.000 trabajadores. Es decir, que es una actividad que hay que sostenerla por lo que significa como servicio y como generadora de fuentes de trabajo”, explicó el mandatario.

Por otro lado, Jaldo aseveró que “en cuanto a este paro nacional, yo le he pedido al secretario general de UTA en Tucumán, César González, que no queremos paro en Tucumán. Nosotros hemos implementado un salvataje para las empresas en Tucumán por 90 días para que presten servicio. No para que hagan paro, no para que dejen a la gente a pie. Si hay un paro nacional, bueno, habrá problemas nacionales, pero cuando había problemas en Tucumán, nadie a nivel nacional ha venido a solucionarnos los problemas de Tucumán. Lo solucionó el Gobierno de Tucumán y hoy los colectivos andan gracias al Gobierno de Tucumán”.

En materia salarial, detalló: “Ayer cobraron los empleados de UTA gracias al Gobierno de Tucumán. Hay que pensar un poquito en estos momentos difíciles que vivimos. No hay que tirar mucho la cuerda porque todos estamos haciendo esfuerzos. El ciudadano común está haciendo un gran esfuerzo. La sociedad tucumana y argentina está haciendo un gran esfuerzo. Creo que los que tenemos responsabilidades institucionales, los que tenemos responsabilidades o a cargo servicios esenciales, como el transporte público de pasajeros, tenemos que pensar en la gente. Se tiene que pensar en las 600.000 personas que se tienen que seguir trabajando en colectivos”.

 

Share.

Leave A Reply