Los trabajadores del transporte público de pasajeros ya anunciaron que paralizarán el servicio el próximo lunes si es que los empresarios no pagan la parte adeudada del salario del mes de agosto y el bono de $ 60.000. Desde AETAT afirmaron que no tienen el respaldo económico de afrontar la demanda y no tienen nada que hacer para evitar la medida de fuerza.

El vicepresidente de AETAT Jorge Berreta, dijo al medio El Ocho TV:  “tenemos una deuda pendiente, correspondiente a los meses de abril y mayo, además del bono de $ 60.000 que UTA ha venido reclamando. Actualmente, nos encontramos en una situación crítica, luchando por obtener los recursos necesarios para adquirir combustible y otros insumos esenciales. Este problema estructural nos afecta desde hace más de cinco años”.

En este contexto, subrayó: “Esta situación está afectando la calidad del servicio, generando justificadas quejas por parte de los usuarios, causando malestar entre los empleados y empujando a las empresas de transporte al borde de la quiebra técnica. Esto se debe a políticas de transporte inadecuadas por parte del Estado, y no es atribuible a los empresarios o a una gestión deficiente. No podemos seguir así, es una realidad innegable”.

En respuesta a estas declaraciones, UTA asegura que no ha recibido ningún contacto por parte de los empresarios, sin embargo, estos últimos niegan rotundamente estas afirmaciones.

“Nos hemos comunicado en repetidas ocasiones y hemos estado en constante diálogo desde que surgió esta situación. Hemos dejado en claro que no estamos en condiciones de hacer frente a ningún pago adicional, por lo que corresponderá a UTA tomar decisiones. Nos encontramos en una situación insostenible y no podemos mantener el servicio de manera regular” expresó el representante del sector empresario.

Share.

Leave A Reply