Los futbolistas de alto nivel están acostumbrados a competir con dolor. Pero a veces el cuerpo comienza a dar señales de alerta y la carrera de los jugadores se pone en pausa. No son pocos los jugadores famosos que tuvieron que terminar sus carreras antes de tiempo debido a una lesión. Y esto es lo que podría suceder con un exjugador de la Selección Argentina.

«Siento dolor todos los días. También en la vida cotidiana. Tengo que detener esto, no es agradable». Las palabras dolorosas son de Javier Pastore, un histórico jugador argentino que hoy atraviesa un calvario de lesiones, en Prime Video Sport France. El exfutbolista de PSG ahora sufre una lesión en la cadera que lo obliga a operarse y pone en duda su futuro profesional.

«El objetivo es tener una vida mejor», asegura Pastore, que tiene como prioridad su calidad de vida más allá de si podrá regresar a competir a nivel profesional a los 34 años. «Sería un milagro si volviera, regresar al fútbol sería un verdadero milagro. Ya se me ha ido un poco de la cabeza, pero nunca se sabe», admitió el jugador que empezó en Talleres de Córdoba y supo destacarse con la camiseta de Huracán antes de ir a Europa.

«Este verano tendré que ver cómo me siento, si puedo seguir jugando o no. Tomaré una decisión, pero por ahora estoy en espera», dijo Pastore respecto al verano boreal, cuando termine la temporada en las principales ligas del mundo. El Flaco jugó por última vez hace un año en el Qatar SC del país asiático, tras una larga carrera en Europa.

Pastore despegó en el recordado Huracán de Ángel Cappa, subcampeón del fútbol argentino en 2009. Después de una gran etapa en Palermo en Italia, brilló en PSG, donde jugó siete años. Luego pasó a la Roma de Italia y al Elche de España antes de llegar a Qatar. Antes, jugó 29 partidos con dos goles en la Selección Argentina, donde formó parte de los planteles de la Copa América en 2011, 2015 y 2016. Y del Mundial de Sudáfrica de 2010 con Diego Maradona como DT.

Share.

Leave A Reply