La decisión del diputado tucumano Agustín Fernández de firmar el dictamen de comisión en mayoría de la ley ómnibus provocó el primer quiebre en el bloque de Unión por la Patria. El legislador, junto a otras dos diputadas que responden al gobernador Osvaldo Jaldo, anunciaron ayer por la tarde que dejaban la bancada peronista para conformar un nuevo espacio en la Cámara baja, denominado “Independencia”.

Fernández habló hoy por primera vez para explicar la decisión que sorprendió a los hasta ayer compañeros de bancada y anticipó qué hará cuando el proyecto se discuta en el recinto la semana próxima.

“A mí me eligieron en ese distrito y en Tucumán les vengo diciendo que esto es para salvar el tema del azúcar. Hemos peleado para que se saquen todas las retenciones al limón. Aún estamos viendo que se mejore la fórmula de los biocombustibles. Estamos hablando de puestos de trabajo que para nosotros son muy importantes, son las dos principales industrias que eran atacadas en esta ley”, comenzó su argumento el diputado.

Durante una entrevista en Radio Con Vos, Fernández dijo que está volviendo a Tucumán para explicar “la decisión política que tomó el gobernador Osvaldo Jaldo” y que él acompañó. Además, admitió que acompañar el dictamen del oficialismo lo obligó a dejar el bloque de Unión por la Patria, y a pesar de que aseguró que mantiene una “excelente relación” con ese espacio, esbozó una especie de crítica.

Tres diputados que responden a Jaldo armaron el "Bloque Independencia" y votarán a favor de la Ley Ómnibus

“A todos nos piden diálogo, a todos nos solicitan diálogo en distintas cosas. Ahora, cuando ese diálogo lo encara institucionalmente el Gobierno de la provincia de Tucumán, a través de su gobernador, con representantes del Poder Ejecutivo, con la gente del Ministerio del Interior, y nos conceden distintas situaciones, invalidan nuestro diálogo. ¿Hay diálogo de algunos nada más o todos podemos opinar y dialogar? Son preguntas para reflexionar y debatir”, dijo Fernández.

Ayer por la tarde, luego del voto a favor de la iniciativa del Gobierno, Fernández presentó un documento a la presidencia de la Cámara de Diputados en donde hacía referencia a que, junto a otros dos legisladores, iban a conformar un nuevo bloque. Según indica la misiva dirigida a Martín Menem, la nueva bancada se denominará Independencia y estará integrada por Fernández como presidente, Gladys Medina como secretaria parlamentaria y Elia Fernández de Mansilla como secretaria administrativa.

En lo que se refiere al ámbito nacional, Tucumán ahora se encolumna con el oficialismo y apoya, por lo menos en esta primera etapa, a la administración de Javier Milei. Así lo hizo respaldando el dictamen del oficialismo y seguramente lo hará en el recinto cuando LLA defina avanzar con el tema sumándole tres nuevos votos.

La moneda de cambio del acuerdo fueron modificaciones en el proyecto de ley. Mientras buena parte de los jefes de los estados provinciales no logran que el oficialismo escriba los cambios que dice aceptar, el tucumano consiguió proteger la producción azucarera y limonera, tal como lo confirmó Fernández hoy.

Si bien Fernández hoy dijo que la firma del dictamen de mayoría no implicaba un apoyo a la ley de manera integral, evitó especificar qué apoyará y qué no cuando se debata en el recinto, y dijo que eso lo terminará de definir con el gobernador.

“Nuestro deber es gobernar la provincia de Tucumán durante cuatro años y tener con el Gobierno nacional esta situación en las distintas transferencias para poder discutir paritarias con los maestros, con los policías. Hay realidades institucionales que tenemos y entendemos que otros diputados no tienen y respetamos a rajatabla eso. Tenemos la obligación de gobernar la provincia más importante del NOA”, añadió en su argumentación Fernández.

“No son decisiones fáciles, pero son decisiones que ha tenido que tomar el gobernador de la provincia”, concluyó.

Share.

Leave A Reply