Con respecto a la reunión con gobernadores que convocó ayer en Casa Rosada el presidente Javier Milei y la vicepresidenta Victoria Villarruel, el gobernador, Osvaldo Jaldo, comentó que se hizo un repaso de las primeras medidas anunciadas por el Poder Ejecutivo nacional.

Jaldo dijo: “Fue una reunión amena, que marcó el criterio federal, con el que el Presidente quiere gobernar en la que una decena de gobernadores hemos planteados nuestras preocupaciones generales y puntuales”.

Entre los planteos generales se destacan la desaparición del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial que implicará la activación del pago de compromisos asumidos con la Casa Rosada en los últimos cinco años, pero con más financiación, sino con vencimientos concentrados en 2024. En el caso tucumano, ese compromiso es equivalente al 70% del endeudamiento público.

Otra cuestión que fue puesta en la mesa de debate fue la redistribución de los aportes que el Estado Nacional realiza para el sostenimiento del servicio de transporte de pasajeros. También hubo mandatarios que pidieron la asistencia federal para poder atender la deuda en moneda extranjera, ante la imposibilidad de acceder al dólar o al euro.

Milei tuvo su primera reunión con todos los gobernadores del país

Respecto de la obra pública, los pedidos giraron en torno a los eventuales aportes que Milei podría realizar para terminar los trabajos considerados prioritarios y que todavía no pueden concretarse por falta de financiamiento. En este sentido, el presidente sólo indicó que se analizará caso por caso y se atenderá según la disponibilidad de recursos.

Jaldo, en tanto, puso de manifiesto la preocupación de la Provincia ante el cobro de retenciones al limón tucumano y a los derivados industriales, una medida que terminó resaltando en la Rosada.

 

 

 

 

 

Share.

Leave A Reply