El jueves pasado, la intendenta de San Miguel de Tucumán, Rossana Chahla, firmó el Decreto Nº 6314, mediante el cual revocó un total de 551 nombramientos realizados por el ex intendente Germán Alfaro desde el 1 de septiembre hasta el 27 de octubre. Estos nombramientos se llevaron a cabo después de perder las elecciones y antes de abandonar la Intendencia.

Además, Chahla instruyó la investigación de los nombramientos realizados desde junio y destacó que la estabilidad del personal municipal requiere haber ingresado a través de mecanismos de selección que respeten las condiciones de idoneidad.

El decreto establece la anulación, a partir del 1 de diciembre de 2023, de todas las designaciones de personal en planta interina y/o permanente de los agentes municipales realizadas desde el 1 de septiembre de 2023 hasta el 27 de octubre de 2023 en el Departamento Ejecutivo Municipal. También se instruyó a la Secretaría General a formar una comisión para evaluar la necesidad de mantener las incorporaciones realizadas desde el 1 de junio de 2023, asegurando el funcionamiento normal del organismo.

Te puede interesar

Desde que comenzó la gestión de Rossana Chahla, ya fueron reparados más de 40 complejos semaforizados de la Capital

La Contaduría General del municipio fue autorizada a realizar ajustes en el sistema de liquidación de salarios como resultado de esta medida. La intendenta recordó que el ingreso al régimen de estabilidad municipal implica haber pasado por mecanismos de selección que respeten las condiciones de idoneidad.

Según información proporcionada por la Municipalidad capitalina, 412 de los nombramientos revocados corresponden al Artículo 1 del decreto, mientras que 139 se relacionan con el Artículo 2, sumando un total de 551 personas cesanteadas.

Durante la última campaña electoral, se denunció que Alfaro había aumentado en un 131% la plantilla de empleados municipales, incorporando casi 4,000 empleados que supuestamente no pertenecían ni contribuían en la capital.

Share.

Leave A Reply