En la reunión de gabinete, el gobernador Osvaldo Jaldo, destacó que no tolerará acciones que perjudiquen a la sociedad, especialmente a los sectores más vulnerables, en referencia a la investigación judicial sobre la venta de mercaderías destinadas a la asistencia social.

El titular del Poder Ejecutivo expresó claramente su postura: “Lo dije una y otra vez cuando me referí al robo y venta de la mercadería destinada a familias de escasos recursos: vamos a ir hasta las últimas consecuencias”. Jaldo lideró una reunión con sus principales colaboradores, en la que también participó el jefe de Policía, Joaquín Girvau Olleta. En ese encuentro, proporcionó instrucciones para seguir de cerca la causa y aseguró: “Queremos llegar hasta las últimas consecuencias. El eslogan nuestro, y lo voy a repetir, es ‘caiga quien caiga’, porque hoy tenemos cinco personas presas y seis imputados, que son los que supuestamente el fiscal y el juez consideran que lo que hicieron está fuera de la ley”.

El gobernador reafirmó su determinación diciendo: “Queremos ir hasta el hueso con esta investigación porque se le robó comida a los más pobres y se está lucrando con esa comida robada”. Hizo hincapié en que cualquier persona involucrada en este delito, independientemente de su posición o cargo, deberá ser detenida si así lo decide la justicia.

Osvaldo Jaldo subrayó la inaceptabilidad de robar alimentos destinados a las personas más necesitadas con el propósito de venderlos.

Por otro lado, el ministro de Seguridad, Eugenio Agüero Gamboa, proporcionó detalles adicionales al informar que actualmente hay "cinco personas detenidas" y "siete personas que están en el proceso". Aseguró que la Policía de Tucumán continuará trabajando intensamente para obtener nuevas líneas de investigación y colaborar con el fiscal en todo lo necesario.

Share.

Leave A Reply