El Comité de Emergencia de la Provincia llevó a cabo una evaluación de la tormenta que ocurrió en la madrugada de hoy en varios lugares de la provincia, especialmente en la región central. El viento alcanzó velocidades de hasta 70 kilómetros, provocó interrupciones en el servicio eléctrico, caídas de árboles y voladuras de techos, sin embargo, no hubo víctimas anegadas ni evacuadas.

De acuerdo con el reporte de la Dirección de Defensa Civil Provincial, que está a cargo del Ministerio de Seguridad, los vientos fuertes e intensos fueron lo que provocó el mayor inconveniente. El director de Defensa Civil provincial, Fernando Torres, informó que hasta el momento se han registrado once denuncias por caídas de árboles de gran porte, cortes de energía eléctrica que se están restableciendo y una voladura en el techo, pero no se han reportado evacuados.

 

El oficial informó que la lluvia no tuvo una gran magnitud, registrándose un máximo de 39 milímetros en la ciudad de La Cocha, ubicada al sur de la provincia. Torres dijo que los vientos alcanzaron los 40 km/h y las ráfagas hasta 70 km/h.

Según el Comité de Emergencia, las localidades más afectadas por el cambio climático fueron San Miguel de Tucumán, Yerba Buena, Las Talitas, Tafí Viejo, Lules, Alderetes y Los Gutierrez.

En cuanto a las previsiones para la tarde de hoy martes, Torres informó que Tucumán se encuentra en un nivel "amarillo", lo que implica la posibilidad de tormentas con lluvia abundante en breves intervalos, caída de granizo y actividad eléctrica intensa con vientos de hasta 70 km/h.

Share.

Leave A Reply