En Argentina, se estima que entre 800 y 1.000 niños y adolescentes son diagnosticados anualmente con diabetes tipo 1, una forma de la enfermedad que suele manifestarse en edades tempranas y se caracteriza por la falta de producción de insulina por parte del páncreas, según indicó la Sociedad Argentina de Diabetes. Esta variante de la diabetes, que representa alrededor del 10% de los casos de diabetes en el país, puede afectar a personas de todas las edades, aunque generalmente se diagnostica en la infancia o la adolescencia.

La diabetes tipo 1 requiere tratamiento con la administración diaria de insulina para controlar los niveles de glucosa en la sangre. La falta de acceso a la insulina puede poner en peligro la vida de quienes viven con esta condición. A pesar de los desafíos asociados, la Sociedad Argentina de Diabetes destaca que en la actualidad existen tratamientos que permiten un mejor control de la patología.

"El rol de la familia, amigos y escuela es clave para acompañar. Es importante que todos lo sepan y estén al tanto. Una buena familia es la mejor insulina, que acompañe sin presionar, con equilibrio", indicó Mabel Ferraro, pediatra especialista en diabetes y miembro de la SAD en un comunicado difundido por la organización.

Y continuó: "En cuanto a los amigos, que sepan sin sobreproteger, y respecto a la escuela, también que acompañe, que la familia no exija demasiado a la institución, pero es importante que todos sepan sobre la diabetes para que conozcan qué tienen que hacer o cómo deben actuar ante una hipo o hiperglucemia".

Los síntomas más comunes que permiten sospechar diabetes tipo 1, independientemente de la edad, son sed anormal y boca seca, pérdida de peso repentina, micción frecuente, falta de energía, cansancio, hambre constante, visión borrosa y enuresis.

INFORMACIÓN GLOBAL

Según la Federación Internacional de Diabetes (IDF) en 2022, a nivel mundial se registraron 530,000 nuevos casos diagnosticados de diabetes tipo 1 en todas las edades, de los cuales 201,000 fueron en menores de 20 años.

Es fundamental promover la autonomía en adolescentes con diabetes en la gestión de su patología. Asimismo, en niños y adolescentes, es esencial contar con un equipo interdisciplinario que incluya psicólogos y brinde educación sobre alimentación, autogestión de cuidados y acceso al tratamiento.

En cuanto a Argentina, la falta de datos actualizados dificulta una evaluación precisa, pero estimaciones sugieren que entre 800 y 1,000 niños inician su diabetes cada año en el país.

La Sociedad Argentina de Diabetes (SAD) destaca avances significativos en los últimos años, como tratamientos con insulinas más fisiológicas y formas de administración continua que se asemejan a la función del páncreas. El monitoreo continuo de glucosa permite evaluar la evolución y respuesta al tratamiento.

En el Mes Internacional de la Diabetes, la SAD insta a la ciudadanía a realizarse un test online y a consultar con su especialista. Del 15 al 18 de noviembre, se llevará a cabo el XXII Congreso Argentino de Nutrición en Mar del Plata. Además, el 14 de noviembre, diversos monumentos y edificios públicos en todo el país se iluminarán de azul en apoyo a esta causa.

Share.

Leave A Reply