La inflación está afectando considerablemente los bolsillos de los argentinos, especialmente notorio en los centros turísticos menos concurridos, donde hay una disminución significativa de la afluencia y del consumo. No obstante, en Mar del Plata, se evidencia que aquellos que optaron por no aumentar sus precios están teniendo un exitoso verano en 2024.

Existen excepciones a la regla y aquellos que han decidido mantener una política de precios estables están experimentando un buen flujo de turistas, aunque esto signifique una reducción en sus ganancias. Un ejemplo de ello es el dueño del tradicional Balneario 12 de Punta Mogotes, Augusto Digiovanni, quien afirmó: "Fijamos los precios de las carpas en octubre: $30.000 el día, ofreciendo reservar en esa fecha y pagar en enero, y como cumplimos, la gente responde. Los valores siguen siendo los mismos."

Mientras cuida y juega con su hijo Amador, Digiovanni observa a diario, desde las 9 de la mañana, cómo se forman colas de turistas para alquilar carpas. "Aquí lo único que sube es la temperatura. Es un momento complicado y hay que hacer todo para que la gente pueda pasarla bien. El empresario tiene que entender que no siempre las ganancias son las mismas", agregó.

Los pronósticos del tiempo para los próximos días en la Ciudad Feliz son alentadores, lo cual beneficia a los numerosos balnearios de las diversas playas de Mar del Plata. "Para el carnaval vamos a mantener el precio. Incluso, estamos por lanzar promociones para que todos puedan disfrutar de estar en un balneario con todas las comodidades, como sucede en todos los paradores de Mar del Plata", señaló Digiovanni.

Casi todos los balnearios de Mar del Plata ofrecen pagos en cuotas sin interés, y dentro de los paradores, los precios en los bares y establecimientos de comida son más accesibles que fuera de los mismos.

Share.

Leave A Reply