Este fin de semana Wanda Nara se consagró en Italia en el Ballando con le stelle, el show de la RAI similar al Bailando por un sueño. Junto a su partenaire, Pasquale La Rocca, la mediática levantó el trofeo del programa y se consagró como una de las figuras de la televisión italiana. Envueltos en una lluvia de papeles dorados, la pareja celebró el título, mientras de fondo sonaba “We Are the Champions”, de Queen, banda de sonido obligada para cualquier festejo

La conductora dijo: “Un final increíble en un país que amo Italia. Realizar siete coreografías en una noche donde empezar a bailar un Tango Argentino le dio una emoción especial a todo. Los amo, gracias por cuidar de mí. Adiós Roma”.

Y a menos de 24 horas de consagrarse en la televisión italiana, ya estaba en Estambul, donde la esperaba su marido Mauro Icardi con sus cinco hijos: Francesca e Isabella, los que tuvo con el delantero del Galatasaray, y Valentino, Benedicto y Constantino, de su relación con Maxi López.

“Feliz Navidad para todos. Les deseamos desde Estambul, Salud Paz y mucho Amor”, escribió en una publicación conjunta con el futbolista, dejando de esta manera atrás otro año turbulento, en el que coquetearon con la separación, pero parecen terminarlo de la mejor manera.

Pero más allá de la imponente decoración navideña, de la presencia de su madre Nora Colosimo y de los llamativos outfits que lucieron para la Nochebuena -pijamas de adultos y de niños en vez de atuendos más formales o de fiesta- lo que destacaron los seguidores de Wanda fue un detalle en el ojo derecho de Icardi. Es que la mediática sufrió un percance en el certamen de baile, y producto de la caída, tuvo un golpe que le dejó el “ojo morado”, como se conoce popularmente a esa lesión en el órgano visual.

Al notar el mismo aspecto en el rostro del futbolista, muchos se preguntaron qué le había ocurrido. Y aunque bien pudo haberse golpeado en una acción propia del fútbol, Mauro se maquilló la zona para estar a tono con su esposa. Una manera simbólica de acompañarla y de elogiar su capacidad de superación. Que tuvo otra muestra el sábado por la noche, en el plató de la RAI y ante los ojos del mundo.

Share.

Leave A Reply