El Geodis Park fue testigo de una emocionante final de la Leagues Cup entre el Inter Miami de Lionel Messi y el equipo anfitrión, Nashville. El considerado mejor jugador del mundo abrió el marcador a los 22 minutos del primer tiempo, pero Fafà Picault igualó el marcador en los primeros quince minutos del segundo tiempo, llevando el suspenso más allá del tiempo reglamentario y llevando la definición del campeonato a los penales, donde el equipo de Florida se impuso por 10-9.

La tanda de penales tuvo un total de 22 lanzamientos para llegar a su conclusión, y el portero de Nashville, Drake Callender, fue la figura destacada al desviar dos penales durante la serie y anotar el decisivo que aseguró la victoria. Messi fue el primero en lanzar y ejecutó con precisión hacia el lado izquierdo de Elliot Panicco. Hany Mukhtar igualó el marcador desde el punto de penal, Sergio Busquets volvió a poner en ventaja al Inter Miami y luego Callender tuvo su revancha al detener el disparo de Randall Leal y poner el marcador en favor de los locales por 2-1.

 

Las ejecuciones exitosas de Leonardo Campana y Kamal Miller, junto con las de Aníbal Godoy y Walker Zimmerman, mantuvieron la tensión en la tanda de cinco penales por equipo hasta la última ronda. En ese momento, Victor Ulloa tuvo la oportunidad de asegurar el título para su equipo, pero el arquero Panicco desvió su disparo, extendiendo la serie.

 

Finalmente, la conversión de Sam Surridge llevó la definición a la fase individual, donde cada jugador ejecutó un penal. La emoción llegó a su punto máximo, pero el Inter Miami se coronó campeón al ganar la serie de penales por 10-9, consolidando la victoria en la Leagues Cup.

Share.

Leave A Reply