El extenso apagón dejó millas de usuarios sin servicio en varias partes del país, especialmente en las regiones del Noroeste Argentino (NOA) y del Noreste Argentino (NEA). Las altas temperaturas aumentaron la demanda y llevaron al colapso del sistema integrado nacional en uno de los días más calurosos del año. Para empeorar las cosas, el secretario de Energía de la provincia, José Ascárate, advirtió que este escenario caótico podría repetirse con mayor frecuencia si no hay días de lluvia o disminución de temperaturas durante el verano.

Ascárate explicó que la situación de ayer fue compleja y grave. El aumento de la demanda, debido a las altas temperaturas, provocó la falla inicial en la línea de alta tensión que conecta Malvinas-Almafuerte y Recreo, afectando a Tucumán, Salta, Catamarca y Jujuy. Posteriormente, la situación empeoró con la salida simultánea de Formosa y Chaco a las 12:40, sobrecargando las líneas de alta tensión en el NOA y el NEA. Finalmente, a las 20:40, colapsó la línea que conecta ambas regiones.

En cuanto a los problemas específicos en Tucumán, Ascárate señaló que la capacidad de generación de energía en la provincia está acorde con la demanda, pero en momentos de colapso nacional, como el ocurrido, se presentan fallas. El funcionario atribuyó la situación a la falta de inversiones importantes en el norte argentino en los últimos años, indicando que las privatizaciones de Transnoa y Transnea no han generado inversiones significativas. Además, criticó la falta de un plan de inversión y señaló que la región del NOA es la más afectada en situaciones de exceso de consumo.

Las críticas de Ascárate se dirigieron hacia el gobierno nacional, destacando que las inversiones están centralizadas en Buenos Aires y en el centro del país. Según él, mientras las inversiones sigan controladas desde estas áreas, será difícil lograr un país con un enfoque más federal.

Share.

Leave A Reply