Hay fotografías increíbles que producen efectos ópticos o ilusiones. Esto se producen cuando el ojo humano no puede divisar claramente determinadas imágenes ya que se presentan en más de una forma, mientras que el cerebro está en condiciones de asimilar sólo una imagen a la vez. De este modo, se genera una confusión.

Sin embargo, hay veces que una imagen genera claramente un mensaje que, algunas veces, puede ser hasta verbal. Es el caso de esta fotografía en la que cuatro perritos sentados conforman, ilusoriamente, la palabra “raro”.

Una ilusión óptica es un juego visual que llama la atención de mucha gente ¿Cómo se crean?

Un efecto óptico es una representación o un concepto que surge por un engaño de los sentidos o por la imaginación, careciendo de un sustento real. La idea de óptica u óptico, por su parte, tiene varios significados: entre ellos, aquello vinculado a la visión, es decir, la capacidad de percibir con los ojos.

Antiguo pueblito azucarero argentino atrae a miles de turistas gracias a su selva de yungas y a sus cultivos

Así las cosas es una imagen que puede percibirse con la vista de distintas formas. Esta particularidad puede tener un origen fisiológico, esto es, debido al efecto del movimiento, el color o el brillo en los ojos o en el cerebro, o cognitivo, es decir, derivado del modo en el que se entiende la realidad.

Cómo se producen

Cuando se presentan varias formas en una imagen única y el cerebro entra en conflicto. Los sentidos filtran la información del exterior para que luego esta sea procesada y modificada en el cerebro. Por ejemplo, las líneas diagonales crean una ilusión de perspectiva, así el cerebro logra orientarse en el espacio tridimensional.

Tipologías

  • Ilusiones ópticas fisiológicas: Un ejemplo de este tipo de ilusión óptica son las llamadas postimágenes. Estas son las imágenes que se quedan impresas en la vista después de observar un objeto muy luminoso, o el estímulo adaptativo ante patrones cambiantes muy contrastados, o en definitiva, como consecuencia de un exceso de estímulo visual como puede ser brillo, movimiento, color, parpadeo, etc.

  • Ilusiones ópticas cognitivas: Este tipo de ilusiones ópticas pueden hacerse patente a través de diversos experimentos que se dedican a atacar determinada vulnerabilidad de la visión. Un ejemplo son las figuras que al observarlas aparentan algo diferente a lo que realmente representan. Las ilusiones cognitivas se dividen en:

  • Ilusiones de ambigüedad: son figuras que presentan dos alternativas de percepción no simultáneas.

  • Ilusiones de distorsión: son los errores de percepción del tamaño, longitud, curvatura, ángulos o cualquier propiedad geométrica.

  • Las ilusiones paradójicas: presentan objetos imposibles.

  • Ilusiones ficticias: se perciben imágenes que en realidad no existen. Las alucinaciones suelen ser consecuencia de estados de alteración mental.

Carteros incas: ¿el imperio precolombino esclavizó niños en Argentina, Bolivia y Chile?

Origen del fenómeno

La ilusión óptica surge como resultado de un retraso en las neuronas que casi todos los seres humanos experimentan durante la vigilia, es decir, cuando se está despierto. Este investigador señala que cuando la luz alcanza la retina, pasa aproximadamente una décima de segundo hasta que el cerebro puede traducir la señal y convertirla en una percepción visual del entorno.

Share.

Leave A Reply